¿Qué son los bonos verdes?

Los bonos son, en esencia, una herramienta de financiación para bancos, compañías y administraciones públicas. Constituyen un tipo de deuda emitida por instituciones públicas o privadas pero, si hablamos de ‘bonos verdes’, nos referimos a bonos mediante los cuales se financian exclusivamente proyectos sostenibles con el medio ambiente, sustentables y verdes. Así, en este artículo te explicaremos qué son exactamente los bonos verdes y cuáles son sus principales características. ¡Vamos allá!

Bono verde: definición

Como sabes, los bonos son un instrumento para financiar proyectos de bancos, compañías o y/o particulares. La particularidad de los llamados bonos verdes es, en realidad, que los fondos que obtiene una empresa o compañía a través de estos bonos han de ser utilizados para proyectos de carácter sostenible que contribuya a mejorar las condiciones ambientales y/o climatológicas del planeta tierra. Teniendo esto en cuenta, ¿qué grupos o entidades son ofrecedoras de este tipo de bonos? Pues, a rasgos generales, entidades bancarias, administraciones públicas y grupos energéticos.

Las máximas de los bonos verdes (según la ICMA)

La Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA) establece los siguientes principios inalterables alrededor de los bonos verdes: 

  • La entidad emisora de un bono verde actualizará de manera regular la información sobre el uso de los fondos y beneficios.
  • La entidad emisora de un bono verde deberá comunicar a sus inversores los objetivos de sostenibilidad ambiental y permitir que el proyecto se evalúe, examine y revise por terceros.
  • Los bonos verdes estarán siempre destinados a proyectos de carácter sostenible con el medio ambiente, tendrán en cuenta todo lo relacionado con el cambio climático y la ecología, y su objetivo final será la mejora de las condiciones ambientales y climatológicas del planeta tierra.
  • La entidad emisora de un bono verde controlará y revisará la gestión de fondos del proyecto.

Tipos de bonos verdes

Existen diferentes requisitos y características que ha de reunir un bono para poder tener el certificado de ‘verde’. Y, además, los bonos verdes se clasifican, en función de su finalidad o proyecto que financien, en los siguientes grupos: bonos orientados a financiar edificios ecológicos; bonos orientados a financiar proyectos de adaptación al cambio climático; bonos orientados a financiar proyectos de conservación de la biodiversidad terrestre y acuática; bonos orientados a financiar proyectos de energías renovables; bonos orientados a financiar proyectos de fomento del transporte limpio; bonos orientados a financiar proyectos de eficiencia energética; bonos orientados a financiar proyectos de gestión sostenible del agua; bonos orientados a financiar proyectos de prevención y control de la contaminación; bonos orientados a financiar proyectos de reducción de emisiones contaminantes; bonos orientados a financiar proyectos tecnológicos para el reciclaje de distintos materiales; y bonos orientados a financiar proyectos de economía ecológica

Historia de los bonos verdes

El primer bono de este tipo fue proporcionado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) en el año 2007 y, desde ese año, la expansión de los bonos verdes ha ido de más a más con el paso del tiempo. Así, en 2018 se alcanzó el máximo histórico de emisión de bonos verdes con un total de 247.000 millones de dólares. 

A fin de que veas de forma más clara la progresión de la emisión de los bonos verdes año a año en todo el mundo, te presentamos el siguiente listado:

  • 2008: 1.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2009: 2.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2010: 10.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2011: 5.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2012: 6.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2013: 17.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2014: 40.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2015: 58.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2016: 116.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2017: 178.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes
  • 2018: 247.000 millones de dólares americanos en emisión de bonos verdes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.