¿Cómo evitar los atracones?

¿Te ha pasado que estás muy bien en tu plan nutricional y de un momento a otro estás teniendo un atracón? Esto es más común de lo que crees y si esto te sucede es porque estás comiendo por ansiedad. Esta ansiedad puede ser causada por una gran cantidad de factores, desde lo emocional o el estrés. 

Cuando se está bajo demasiada presión lo más común es que se busquen válvulas de escape. Algunas personas salen a correr, otros escuchan música muy alta, beben alcohol o comen. Esta es una forma de relajarse y disminuir la ansiedad. 

El problema con los atracones o estas “válvulas de escape” es que a corto, mediano y largo plazo terminan dañando al organismo. En principio podrás perder lo que has avanzado si es que buscas bajar de peso o perder el camino y comenzar nuevamente con una alimentación poco balanceada. 

¿Esto te preocupa? Pues tranquilo, podrás solucionarlo. Existen diferentes técnicas que te ayudarán y a continuación te las presentamos. 

¿Tu problema es realmente ansiedad o hambre? 

Hay diferencias claves entre la ansiedad y el hambre. En el primero de los casos es un impulso que parece que no se puede controlar y en el otro, se trata de una necesidad fisiológica. 

¿Estás completamente seguro de que estás comiendo solo por ansiedad? Una forma sencilla de saberlo es pensando en qué tanto te gusta la comida. Si solo comes por comer y vas a la cocina y todo lo que se te pase por enfrente lo comes sin más sin disfrutarlo, es probable que lo que tengas sea ansiedad. 

Otra forma de saber si comes por ansiedad es porque siempre quieres comer en mucha cantidad y también cosas dulces, grasosas y que inevitablemente son deliciosas. Si te ha provocado comerte una fruta, en ese caso no tienes ansiedad, solo hambre. 

Haz ejercicio 

En ocasiones cuando se inicia un plan nutricional es un poco complejo seguirlo pues estás acostumbrado a otra forma de comer. El deseo por volver a lo anterior estará presenta y la posibilidad de un atracón está latente. Una forma muy sencilla de disminuir la ansiedad es haciendo ejercicio. 

Hacer ejercicio no quiere decir que tendrás que aislarte del mundo e instalarte en el gimnasio para hacer pesas todo el día o estar montado en la caminadora. El tipo de ejercicio que realices estará adaptado a tus necesidades y capacidades. Puede ser suficiente dar un paseo, ir en bicicleta y hasta correr un poco. 

El hacer ejercicio es beneficioso para la ansiedad y los atracones precisamente porque durante el proceso se van liberando endorfinas, estas son las encargadas de controlar los niveles de ansiedad y disipar la posibilidad de un atracón. 

Comienza a meditar 

La meditación es una de las técnicas de relajación más útiles para una gran cantidad de problemas en el ser humano y uno de los más comunes es la ansiedad. Usualmente la ansiedad aflora cuando hay niveles de estrés elevados y mucha presión. Esto quiere decir que al meditar se reducirán los niveles de estrés y así la ansiedad desaparecerá junto a los atracones. 

Tranquilo, no necesitarás demasiado tiempo para hacerlo, con 15 minutos será suficiente. Lo único que debes hacer es escoger un lugar tranquilo en el cual te sientas cómodo y no haya ruido. Aquí, lo mejor es que tengas ropa holgada para que te sientas mucho mejor. 

Aunque no existe una hora específica en la que se deba meditar, por la mañana puede que sea tu mejor alternativa, así tendrás un día muchísimo más calmado y libre de atracones. Con mantener una postura adecuada, la mente despejada y una respiración controlada será suficiente. 

Tómate tu tiempo para comer 

Estar ansioso te pone en un estado un tanto acelerado en el cual no siempre eres completamente consciente de lo que haces y en este caso de lo que comes. Por ello es que necesitarás tomarte tu tiempo para comer. Hacerlo sentado será una de las mejores opciones para ti, también debes procurar estar alejado de lo que te causa ansiedad. 

Concéntrate en qué es lo que estás comiendo, si no lo haces y estás al pendiente de cualquier otra actividad como algo del trabajo, la escuela o viendo alguna peli o serie, lo más probable es que termines comiendo de más y sin darte cuenta de cuánto estás ingiriendo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.